Padd Solutions

Converted by Falcon Hive

¿Ganadores?

por Hiro 9:00 p. m. 0 comentarios

La semana pasada leía la edición de la revista Dedomedio (www.dedomedio.com) tras comprarla en un conocido supermercado (¿Cuál será? Wong) y llegaba a mi casa pensando en qué podía haber en su contenido tras ver su portada con nuestro querido Alan García. Y mientras veía los artículos (que por cierto son muy pocos, termino de leer la revista en menos de media hora) encontré algo muy interesante. Que muchas de las cosas que los peruanos han ganado internacionalmente han sido por votaciones por internet, cosa que es muy accesible en nuestro país considerando las nuevas ofertas de internet y numerosas cabinas de internet.

Tal vez el ejemplo más reciente en nuestros hipocampos (parte del cerebro que se encarga de la memoria, para los que no lo saben) sea el del Machu Picchu como una de las Nuevas Siete Maravillas. Miles o tal vez millones de peruanos votaron hasta el cansancio por la ciudadela inca.

Y así es cómo varias veces los peruanos votaron por otros peruanos por internet para que éstos puedan ganar en algo, aunque el resultado pueda ser poco ajustado a la realidad. Como por ejemplo (y también es citado previamente en este blog como en la revista) la banda peruana Líbido (que ha lanzado recientemente Líbido Bebé, con sus canciones adaptadas para bebés y niños, que todavía me falta escuchar) ganándole a tal vez uno de las agrupaciones musicales más importantes de Chile si es que no son los mejores, siendo este grupo La Ley.

Y parece que a los redactores de la revista también les llegó el correo de que votemos por la bandera de Perú como la más bonita o por la camiseta de Universitario de Deportes, una vez más como la más bonita. ¿El resultado? Segundos puestos en ambas votaciones detrás de la bandera mexicana y la camiseta de Cruz Azul de México respectivamente. Tal vez los mexicanos al ser como 80 millones de personas más que nosotros puedieron votar en mayor cantidad.

Los peruanos no ganaremos en muchos ámbitos pero para cosas en su mayoría inservibles o poco relevantes somos los mejores.