Padd Solutions

Converted by Falcon Hive

Papá

por Hiro 1:03 p. m. 0 comentarios


Veía en televisión y leía en los periódicos sobre el hecho que paralizó a todo el Perú un 19 de diciembre. Aquel 19 de diciembre de hace 5 años todos los ojos del Perú estaban puestos en Arequipa, aunque anteriormente todos miraban hacia el Cusco. Aquella noche un equipo de fútbol pequeño dijo una vez más que sí se podía. Aquella noche, que hizo derramar lágrimas de alegría a todo el Perú, Cienciano vencía a River Plate de Argentina en la final de la Copa Sudamericana 2003.

Tras no una campaña sino una gesta épica donde le ganó a muchos grandes, que en esa época contaban con jugadores que hoy actúan en Europa, le tocaba enfrentarse en la final contra River Plate. En Argentina en el partido de ida, se daba tal vez el partido más emocionante de todo el torneo. Cienciano le arrancaba un empate 3-3 a los argentinos en el mismísimo Estadio Monumental. Sí allí donde Argentina vencía a Holanda en 1978 para coronarse campeón del mundo o donde tocaban The Cure, Soda Stereo, Guns N' Roses, The Rolling Stones, U2, entre otros grandes. Aquel era el lugar donde la historia se escribía y esa noche no sería la excepción.

Luego se vendría la final al Perú. Tras constatar que no se podía jugar en el Cusco, pues el Estadio Garcilaso no contaba con la capacidad mínima, se decidía trasladar la final a Arequipa en el Estadio de la Universidad Nacional San Agustín.

Cienciano venía ese día de caminar sobre carbón demostrando que todo era posible. River Plate llegaba minimizando al equipo que ese día no era solo del Cusco o Arequipa sino de todo el Perú. Ese día cuando se llegó al minuto 77 se cobraba un tiro libre. El paraguayo Carlos Lugo se paró frente a la pelota y le pegó con mucha fuerza. La pelota se metió en el arco defendido por Franco Costanzo. El estadio de la UNSA estallaba y todo el Perú también lo hacía. En CMD y en TNP (hoy TV Perú) sonaba la canción del Trío Do Re Mi que había compuesto para Cienciano llamado Upa Upa Upapá (canción que ya quedó grabada en los anales de la historia peruana) y Carlos Lugo, el ejecutor del tiro libre que terminó en gol, celebraba como un peruano más; pero lo que hacía también era escribir su nombre con oro en la memoria colectiva de los peruanos. El Perú en esos momentos gritaba el gol que sería tal vez el más gritado en toda la historia del fútbol peruano.

En un momento Cienciano perdía a 2 hombres en la cancha pero tenía el empuje y el apoyo de los aproximadamente 24 millones de peruanos que eramos en ese entonces. Cuando el árbitro uruguayo Gustavo Méndez tocaba el pitazo final se darían más imágenes que se quedarían grabadas en nuestras retinas. Quien podrá olvidar a Alessandro Morán llorando frente a cámaras para todo el mundo o el grito del argentino Fernando Niembro en su transmisión de Fox Sports que se repitiría en muchos de sus bumpers: ¡Histórica victoria, Cienciano campeón de la Copa Nissan Sudamericana!

Si regresamos al día de hoy, Cienciano ya no es el de antes ni parece poder lograr una vez más lo que hizo. Cienciano de hoy está metido en problemas y al parecer toda la culpa la tiene uno de los gestores de la campaña de gloria, Juvenal Silva. Silva parece que quisiera aplicar un estilo propio de los caudillos que creían que como héroes de guerra merecían el poder. Ojalá que algún día vuelvan aquellas épocas de gloria para el Perú.